sábado, 8 de diciembre de 2018

Funcionamiento de Bitcoin

En esta entrada haré una breve introducción tratando la evolución de la moneda, para así poder adentrarnos en el funcionamiento de Bitcoin, continuaremos con una evaluación de esta criptomoneda y finalmente expondré la conclusión de mi investigación.

Evolución de la moneda
En las sociedades primitivas poco organizadas encontramos el trueque o intercambio. Si bien, este sistema llevaba frecuentemente a una confrontación de intereses, lo que nos lleva a pensar que ninguna sociedad mínimamente organizada ha funcionado mediante el trueque como sistema principal de las transacciones. Por eso, espontáneamente apareció la moneda mercancía, como puede ser el oro o la sal (de donde proviene la palabra salario). Este sistema funcionó debido a que normalmente lo que se utilizaba como moneda era considerado valioso para otra actividad, el oro para fabricar joyas o la sal para conservar los alimentos. Sin embargo, este sistema tiene un gran coste, puesto que extraer oro, por ejemplo, es muy costoso, y este no se utilizaba para lo que en un principio se consideraba valioso (fabricar joyas), sino para utilizarlo como medio para realizar las transacciones. Por esto, la mayoría de las sociedades han apostado porque el medio para realizar las transacciones valga nada o casi nada, así nace el papel moneda. A diferencia del dinero mercancía, el valor intrínseco del papel moneda es cero, pero su valor en el mercado no es cero. 

Al igual que le ocurre al papel moneda el valor intrínseco de Bitcoin es cero pero su valor de mercado no es cero, es positivo, por eso decimos que se trata de una moneda fiduciaria. Además, Bitcoin es una moneda privada puesto que no la emite ningún Banco Central. Esta criptomoneda funciona por el libre juego de oferta y demanda, no está respaldada por ningún Banco Central, por lo que podemos definirla como una burbuja, lo cual no siempre tiene por qué ser negativo, puesto que no es difícil pensar en situaciones en las que una burbuja ha mejorado el bienestar social.

Funcionamiento de Bitcoin
En primer lugar citaremos los elementos que forman Bitcoin: una red descentralizada con su protocolo de comunicación ( no existe un Banco Central), un libro mayor público estructurado como una cadena de bloques (funciona como una torre de Lego, de tal forma que una vez colocado un bloque, siendo un bloque donde quedan registradas las transacciones), es muy difícil o imposible cambiarlo cuando se colocan otros encima, es decir queda "congelado"), una emisión de moneda prefijada a lo largo del tiempo por medio de un algoritmo (los bitcoins son finitos) y un sistema descentralizado de verificación de transacciones (cuando se realiza una transacción, esta se envía a todos los nodos de la red, los cuales se encargan de hacer una prueba de trabajo, el primero que la realice y que sea verificada por el resto de los miembros de la red, coloca el nuevo bloque obteniendo el señoreaje de las nuevas monedas y una pequeña comisión).
Una vez citados los componentes, resumiremos el funcionamiento de Bitcoin desde un punto de vista técnico: los miembros de la red se bajan un monedero electrónico a su ordenador o dispositivo portátil; el monedero genera claves privadas y públicas que crean direcciones de Bitcoin; el miembro de la red carga el monedero con un saldo positivo de bitcoins; el miembro de la red puede a partir de ese momento emplear su clave privada para firmar pagos y sus direcciones de Bitcoin para recibir ingresos (consideramos pagos e ingresos como transacciones); de manera descentralizada, estas transacciones son verificadas por la red; una vez verificadas, los transacciones son incorporados a un libro mayor llamado cadena de bloques; los miembros de la red que han verificados las transacciones reciben como pago una pequeña comisión y el señoreaje de unas pocas nuevas monedas.

Evaluación
En mi opinión, lo más positivo de Bitcoin es la posibilidad de mantener un libro mayor de forma descentralizada mediante la cadena de bloques. De esta forma es posible mantener el libro  mayor eficientemente, puesto que se generan incentivos para que los miembros de la red verifiquen las transacciones rápidamente, premiando la innovación de las personas que consiguen crear nuevos métodos de verificación más eficientes.
Lo que es tan positivo de la cadena de bloques es que es un sistema que se puede sacar de Bitcoin y que permitiría, por ejemplo, la creación de contratos inteligentes, lo que permitiría la eliminación de gastos innecesarios y la reducción del riesgo de muchos contratos.
Por otra parte, aunque la cadena de bloques no llegue a convertirse en el sistema principal de transacciones, su aparición ha de ser más de bienvenida en una parte de nuestro sistema económico que se ha quedado anticuado (por ejemplo, las transacciones internacionales, cuyo alto coste es innecesario con las capacidades computacionales actuales).
En cuanto a los aspectos negativos, está catalogada como la moneda más volátil del mercado de divisas pues su valor cambia prácticamente a diario. Muchos expertos piensan que estamos ante una tremenda burbuja llena de especuladores que, tarde o temprano, terminará por explotar. Existe el riesgo de que haya robo de Bitcoin (crimen informático), o que el gobierno lo ilegalice. Además, la descentralización y el anonimato, han convertido a Bitcoin en el medio de pago preferido para las transacciones fraudulentas como la compraventa de droga o el blanqueo de capitales.

Conclusión
Finalmente, tras la investigación realizada para crear este post en el que solo he arañado levemente la superficie de un tema tan complejo como puede ser Bitcoin, he de decir que mi valoración es negativa. No me gustaría que esta moneda se extendiera demasiado, puesto que como anteriormente he comentado se trata de una burbuja y no creo que aumente el bienestar de la sociedad en economías desarrolladas como puede ser España. Considero que debido a su gran inestabilidad no es un buen medio ni para invertir ni realizar transacciones. Si hay algo positivo de esta criptomoneda es la innovación tecnológica de la creación de una cadena de bloques. Incluso me atrevo a decir que es posible que en un futuro exista una nueva moneda virtual que triunfe, puesto que en la actualidad se están haciendo numerosos experimentos con nuevas criptomonedas que intentan mejorar el diseño de Bitcoin.


Imagen original aquí.


Bibliografía
Para la realización de esta entrada me he basado en la investigación del catedrático de Economía Jesús Fernández Villaverde, la cual se encuentra sintetizada en tres entradas en su blog: "Mis aventuras con Bitcoin I, II y III".






miércoles, 3 de octubre de 2018

El cambio climático, un problema global


El cambio climático es uno de los grandes problemas causados por el ser humano del cual ya observamos sus consecuencias. La temperatura global ha aumentado en dos grados Celsius desde que empezó la Revolución Industrial, lo cual supone un grave problema en el frágil equilibrio de la naturaleza, provocando la subida del nivel del mar, un aumento de los desastres naturales, así como la pérdida de especies, incluso de ecosistemas enteros.

La mayoría de los científicos coinciden en que aún estamos a tiempo de prevenir el desastre, incluso de revertirlo. Para ello ya se han planteado soluciones, algunas de ellas tan irreales y costosas que superan a la ciencia ficción.


Imagen original aquí.

En primer lugar hablaremos del reciclaje, práctica que se ha vuelto de moda en la actualidad. Si bien el reciclaje es beneficioso, al reducir la contaminación (3,2% del vertido de gases de efecto invernadero a la atmósfera se deben a la gestión de los residuos) y el uso de materias primas, muchos expertos no lo consideran una solución sino el último nivel de la economía circular. En la actualidad, debido a nuestra economía del consumo, tenemos un economía lineal "de usar y tirar". Las empresas no se preocupan en hacer productos de calidad en muchas ocasiones, sino que los hacen pensando en una fecha de caducidad para aumentar el consumo, y, además, los diseñan para que sean muy difíciles de reparar y reciclar. En una economía circular, por el contrario, los productos se realizan con la intención de que duren y sean fácilmente reparables y reciclables. Por ejemplo, Fairphone que fabrica, con materiales de calidad, teléfonos móviles que duran, son fáciles de actualizar, de reparar y de reciclar.


Imagen original aquí.
En segundo lugar trataremos la reducción de las emisiones de CO2. Una de las principales causas del calentamiento global son las emisiones de gases de efecto invernadero que lanzamos a la atmósfera. El principal sector que genera estos gases es la producción de energía, responsable del 78% de las emisiones, de hecho la última subida de la factura de la luz se debe a la nueva política contra el cambio climático. Esto se debe a que la mayor parte de la electricidad se genera a través de la combustión de combustibles fósiles, especialmente de carbón (41%). Sin embargo, en la actualidad gracias a los avances tecnológicos existe la capacidad de producir energía sin emitir gases contaminantes a la atmósfera. La alternativa más conocida es la obtención de energía de forma renovable. El problema de este método es su dependencia del medio y el daño a la estética de los paisajes. Así, en Dakota del Norte existe una central, capaz de obtener energía mediante el carbón sin verter CO2 a la atmósfera, para ello desde el año 2000 utiliza el sistema de captura y almacenamiento de carbono (CAC), que consiste en retener el dióxido de carbono para posteriormente poder bombardearlo mediante agua al basalto subterráneo, convirtiéndose en piedra caliza en menos de dos años. El gran problema de esta técnica son los costos, capturar el CO2 de las plantas de energía es costoso, además, se necesita una gran cantidad de agua (de lo que se inyecta al subsuelo, sólo el 5% es CO2), lo que quiere decir que, sin incentivos, hoy en día sería una técnica poco rentable.

Imagen original aquí.
En tercer lugar, la desforestación. Otra de las principales causas del cambio climático. Los árboles absorben dióxido de carbono a través de la fotosíntesis, podemos pensar entonces que una forestación masiva daría solución al calentamiento global. El problema de esta hipótesis es el espacio "nos estamos quedando sin tierras", en la actualidad se talan o incendian bosques para uso agrícola a un ritmo de 14000 hectáreas diarias. Para este problema la ciencia ya ha encontrado una posible solución, los árboles artificiales que son capaces de absorber el CO2 de la atmósfera y transformarlo en algo que no vuelva a esta. Es decir al contrario de las técnicas anteriormente citadas, esta no trata de no vertir más CO2 a la atmósfera sino de absorber el que ya hay. Funciona gracias a unas láminas de un tipo de plástico que tiende a concentrar el dióxido de carbono cuando esta seco y de liberarlo cuando esta húmedo para su almacenaje permanente, es decir solo se necesita agua y una pequeña cantidad de energía. Un solo árbol artificial es capaz de absorber una tonelada de dióxido de carbono al día, pero 60 millones de árboles serían capaces de absorber todo el CO2 que emitimos en la actualidad. La ventaja de esta técnica con respecto de la forestación masiva, es que como la cantidad de dióxido de carbono es la misma en cualquier lugar del mundo los árboles artificiales podrían situarse en los mismos lugares en los que se almacena el carbono.

Para concluir, espero que esta entrada os haya alertado de la gravedad del asunto, según los datos científicos si continuamos a este ritmo la temperatura global aumentará 3 grados respecto de la media preindustrial, aún estamos a tiempo de prevenirlo, incluso de revertir el desastre, como hemos visto  existen alternativas a la emisión masiva de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Es nuestro deber acabar con esto para que las nuevas generaciones disfruten de la vida que hoy nosotros llevamos y para que no sean víctimas de los errores del pasado. ¡Paremos el cambio climático, salvemos el mundo!